Margarina Tulipán, de ayer y de hoy

De ayer y de hoy, que perdura en el tiempo, manteniendo sus anuncios en la memoria del televidente. Quién no recuerda el anuncio del helicóptero aterrizando a las puertas de un colegio o de un campo de atletismo y los niños salir corriendo al encuentro del señor con bigote y gafas estilo Carrera, pero no de sol. Vayamos por partes.

En esta ocasión no sólo analizaré un anuncio, sino una serie de ellos, todos referidos a la misma marca Tulipán.

Comenzaremos haciendo un poco de memoria (o mucha, según la edad de cada uno) y vayámonos al año 1971, en donde vemos a unos niños en bicicleta por el campo, ayudando a unas señoras que necesitan ayuda para bajar a su gato siamés de la copa de un árbol. Y la voz en off preguntándose porqué nunca se cansan, y que ahora se cansan menos con la nueva tarrina de Tulipán extra, jejeje.

Continuamos con el mítico anuncio del año 1983, del que me acuerdo tanto, y que tanto gustaba, al descender del helicóptero el narrador. Lo mejor de todo es la cara de los niños al probar el bocadillo con el nuevo tulipán. Especialmente el primer niño, que tiene la misma cara cuando prueba su bocata traído de casa y que le gusta lo justo, y el mismo con el añadido de tulipán. Yo de pequeño quería ese helicóptero.

El tercer video es un poco más moderno, del año 1990, y en esta ocasión el helicóptero aterriza en un campo de atletismo. Aquí en vez de tener el testimonio de los niños, prefieren el de sus madres, aunque sean los niños los que se coman los bocatas de tulipán, toda un alarde de interpretación de las madres felices de su tulipán, con vitaminas A, D y E.

Y ya por último, el de unos años atrás, que sigue la misma tónica, aunque han cambiado los exteriores por el interior, en una cocina, mientras el niño se alimenta con su rebanada de pan con tulipán. Lo curioso de este anuncio es el guiño que hace la empresa a sus anuncios de antaño, al incorporar el helicóptero de tulipán, que a tantos y tantos niños llevaba nuevos sabores, aunque esta vez en juguete.

Lo lamentable del anuncio viene después, al añadir una promoción que regalan el porta bocata. No se puede soportar ver a esa bolsa porta bocadillos engullir el bocata de una vez. Y lo de los colores? El azul con voz masculina (de hombretón , diría yo) y el rosa (de chica, con voz de …. diciendo “verás que rico”). Me recuerda a una figura esperpéntica catalana diciendo “ay, que te como todo” (véase Carmen de Mairena).

En definitiva, una gran marca que nos lleva enseñando a comer vitaminas desde hace mucho tiempo.

Una curiosidad que todavía no he podido corroborar. El que venía en el helicóptero en los años 80 era nada más y nada menos que Guillermo Fesser, conocido por Gomaespuma, qué grande.

Saludos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s