The Fun Theory: diversión un poco más en verde

Posiblemente hayáis visto alguno de estos anuncios del proyecto The Fun Theory (La teoría de la diversión), por el que algo tan simple como la diversión es la manera de cambiar el comportamiento de las personas a mejor.

Es una campaña patrocinada e incluso diría yo producida, dirigida, etc, etc, por la casa Volkswagen, y data del año 2009. Y el único mensaje es que con diversión las cosas se pueden hacer mejor. La verdad es que tiene mucho sentido, y de hecho funciona.

El primero de los anuncios seguro lo conocéis. De hecho, ha sido 17 millones de veces visionado. Se trata del acceso a la estación de metro de Odenplan en Estocolmo, en la que hay escaleras mecánicas y escaleras normales. Y lo que hicieron fue cubrir las escaleras normales con una serie de piezas imitando las teclas de un piano, y al pisar en cada una, suena la nota musical correspondiente. Los resultados de la experiencia hablan por si solos. Un 66% más de personas subieron las escaleras normales en vez de las mecánicas, y lo hicieron con una sonrisa en la boca.

Tanto el segundo como el tercero de los anuncios ya no han tenido el mismo éxito que el piano, pero andan entre los casi 4 millones y los 2 millones de veces vistos.

Uno de ellos trata sobre si se conseguiría que la gente usase más el contenedor de vidrio si fuese más divertido su uso, y así es. Lo que hicieron fue convertir el contenedor de vidrio en una especie de máquina arcade, en la que cada vez que metes una botella en el agujero iluminado por una bombilla, recibes una cantidad de puntos, y así sumar y sumar hasta obtener el record. Me encantó cómo gente de todas las edades participó en el juego. El resultado fue que su contenedor de vidrio fue usado por 100 personas al día contra las 2 personas que usaron otro contenedor cercano.

Y el otro de los anuncios, en este caso, para mí, el más sencillo y más efectivo. Modificaron un poco una papelera de un parque, y le instalaron un sistema de sonido que cada vez que alguien tiraba algo a la papelera, se podía oír cómo lo que introducías caía y caía y caía hasta llegar al fondo de lo que parecía un gran agujero. Muy divertido, y lo mejor de todo, la gente, que como no se lo creía, buscaba cualquier cosa tirada en el suelo para echarla a la papelera y volver a oírlo. Consiguieron 72 kilos de basura en un día, 42 kilos más que una papelera muy cercana.

Pensemos en algo, convirtámoslo en algo más divertido y mejoraremos el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s